¿Cómo mejorar la cobertura de los exámenes de medicina preventiva?

Un elemento sobre el que la Atención Primaria Se hace cargo es la medicina preventiva, y para ello ofrecemos controles según la etapa del ciclo vital y el género. Desde 2008 el Examen de Medicina Preventiva se incorpora como Garantía Explícita en Salud, y su cobertura se encuentra dentro de las Metas Indice de Actividad de la Atención Primaria de Salud (IAAPS).

¿Cómo crees que podríamos lograr mejorar la cobertura de los exámenes de medicina preventiva?

14 Respuestas

  1. Pienso que para mejorar la cobertura de los programas de medicina preventiva la atención primaria debe acercarse a la comunidad. Las personas sanas comprensiblemente no se sentirán motivadas a acudir a nuestros centros de salud, pero probablemente será bien recibido que seamos nosotros quienes nos acerquemos, que estemos cerca de donde ellos están. En mi Cesfam se han implementado con buena aceptación la realización de EMPA en ferias libres, o de EMPAM en agrupaciones de adultos mayores, pero pienso que necesitamos sistematizar estas estrategias de forma de poder medir su impacto.

  2. Estimados integrantes de Comunidad de Aprendizaje en APS, creo que la única manera de avanzar en promoción y prevención en salud guarda relación con lo que a menudo llamamos “empoderamiento” de las personas y las familias, es decir, con la necesidad de prácticas relacionales que posibiliten a las personas: a) revisar sus proyectos de vida en lo individual, familiar y comunitario (lo que quieren para ellas y para los suyos en materia de capital biológico y bienestar biopsicosocial); b) conectarse con sus fortalezas personales, familiares y comunitarias (conciencia de sí, autoestima, sentido de autoeficacia, redes de apoyo social, etc.); c) decidir en el marco de un proceso consciente, creciente… qué y cómo hacer para construir una vida más plena y más sana desde la más profunda convicción de que ello es importante y, d) generar los vínculos de apoyo con su equipo de salud y sus redes para enfrentar este proceso en compañía y sabiduría para filtrar los saberes técnicos y convertirlos en saberes de autocuidado con una visión crítica de lo que se ha heredado y necesita ser transformado, de lo que se ha adoptado “sin darse cuenta” y necesita ser modificado.

    No sólo de trata de una mejor oferta…, me pregunto: ¿Que haría falta para que los exámenes preventivos fueran valiosos para las personas?…,– optando por una mirada reflexiva y de responsabilidad social (gestión del impacto de mis decisiones y acciones)–, creo que “más orientación a la persona (y sus objetivos) y menos a la meta, tal vez…”, es decir una relación de ayuda más genuina que, como usuario me permita sentir que a ti (profesional de salud, médico) de verdad te importa lo que me pase porque compartimos un mismo destino… y que, juntos en el microespacio de lo local, hagamos de los encuentros preventivos algo más que puras preguntas, mediciones y examinaciones…, necesitamos un real espacio de reflexión compartida para mirarse y para encontrar las motivaciones, los temas generativos, los recursos personales, para construir las alianzas y proyectar los acompañamientos necesarios para con-vivir construyendo salud: la personal, la familiar y la de todos.

    No olvidemos que somos la población chilena y que usuarios y prestadores enfrentamos en la vida personal y familiar los mismos problemas de salud, de allí reforzaremos la empatía para cuidar-nos y la ciudadanía para cambiar las “causas de las causas”, nos preguntaremos que tiene que pasar a nivel de sociedad para que la prevención en salud sea de verdad una preocupación y una posibilidad de Estado, capaz de permear los modos en que co-construimos la vida y la salud.

    Estoy cierta de que agota mucho sentir que se rema cuesta arriba, pero qué hacer cuando a uno le asiste la convicción de que aquella es la dirección correcta…., tal vez mirar al que rema y revisar las prácticas personales que lo agotan; tal vez mirar el bote y ver que no se va solo y desde allí, tratar de producir sinergia porque no siempre remamos para el mismo lado….

    Situada en el corazón de la pregunta, reflexiono desde lo personal ¿qué buscamos con los exámenes preventivos?… ¿hay allí un encuentro para entrar en intimidad en los asuntos de (tu) salud o para intimidar?; ¿cómo gestionamos los resultados?… datos en un papel que pasan al nivel central o una fotografía tuya (usuario) en mi escritorio de prestador y el compromiso de estar presente para acompañarte a mantener o recuperar lo que no va bien…, apre(h)endiendo.

    Vuelvo a reflexionar: ¿cuántas veces pregunto qué has aprendido en este proceso de cuidarte?, ¿qué he aprendido en este proceso de cuidar-nos?… Necesitamos aprender en y desde la reflexión de las prácticas de cuidado pues sólo así podremos avanzar en un hacer con sentido, que sea de utilidad para las personas ¿para qué le está sirviendo este encuentro preventivo?, ¿qué va a estar haciendo de manera distinta a partir de esta nueva conciencia de sí mismo y su salud?, ¿en qué espera que nosotros le ayudemos?…

    Tal vez, un hacer diferente centrado en el usuario y sus fortalezas y una alianza de familia por el bienestar que deviene de la construcción una mejor salud nos permitan mejorar la cobertura, es decir acoger la necesidad de cuidarse de más usuarios, personas dotadas de poder para gestionar su salud y las circunstancias que la afectan…

    Dra. Patricia Villaseca Silva
    Programa de Salud y Medicina Familiar
    Universidad de Concepción

  3. Dante Valles H

    Es simple, obligatorio a nivel nacional para sacar y renovar Carnet y Licencia de conducir, y para contratar y renovar contrato.

    • La obligatoriedad del examen plantea varios problemas. Hay quienes creemos que la libertad es un valor en sí mismo y que es mucho mejor optar por realizar ciertas actividades que verse obligado a hacerlo.
      Por otro lado, varias actividades preventivas tienen inconvenientes que se incrementarían al ser aplicados coercitivamente en la población general (falsos positivos, ansiedad diagnóstica, sobrecarga laboral con categorías límite).
      Por último, ¿para qué se vincularían los exámenes preventivos a los contratos o las licencias de conducir? ¿Como mero trámite o para evaluar la aptitud? Si es para evaluar lo segundo no sólo deberíamos definir los límites de morbilidad, sino también los de aptitud. Estar enfermo no significa no poder trabajar ni manejar. Esta decisión requiere deliberación y criterio ya que no es “técnica”.

    • Eduardo Arenas

      Estoy de acuerdo en que los algunas cosas tiene que ser obligatorias, pero dependiendo del contexto. Al menos desde una perspectiva de Seguro de Salud (FONASA e ISAPRES), pienso que el EMP debería ser obligatorio… ¿Podemos asegurar a alguien al que no conocemos?, si no tenemos algunos exámenes mínimos tomados periódicamente ¿Cómo podemos gestionar los riesgos asociados al cuidado de salud de una persona? ¿Y el riesgo financiero?. Está claro que las personas que no cuidan su salud asumen un alto riesgo de vida, pero que pasa con su asegurador, y con sus prestadores, a que riesgos están expuestos ellos? como distribuyen sus recursos, como planifican actividades preventivas sino conocen a sus pacientes y sus estados de salud.

      En lo personal estuve aproximadamente 4 años en el sistema FONASA y unos 6 años en del ISAPRE y nunca, pero nunca me han llamado para nada relacionado a mi salud, ni contactado para saber cómo estoy. Dado que trabajo en Salud, el EMP me lo hago en las instituciones donde he trabajado, entonces mi ISAPRE no sabe quién soy, pero aun así está dispuesta a seguir asegurarme.

      En mi trabajo como informático en Salud, hemos trabajado el tema de los EMP y PAP analizando oferta y demanda, pero puntualmente identificando a pacientes que vienen habitualmente a los centros de salud y que tienen estos exámenes vencidos, para invitarlos a que los renueven, pero en alguno casos hemos visto que la oferta de horas está ya a full, entonces no es posible atender a más pacientes.

      Eduardo Arenas
      “Psicologo de computadoras”

  4. Me parecen muy interesantes las opiniones vertidas en este espacio hasta el momento!! Desde mi punto de vista, creo que una buena manera de mejorar la cobertura de los exámenes preventivos en la población es partir por mejorar la cobertura noticiosa de que esto existe. A veces no nos damos cuenta, pero en nuestro quehacer diario tanto los médicos como el resto del personal de salud estamos siendo no sólo educadores sino también “comunicadores” de la salud, y pienso que a esto último no le hemos sacado mucho partido aún. Podríamos no sólo ir a la feria a hacer un EMPA, sino también ir a un colegio y contarles a los niños que existen estos exámenes y que transmitan esta información a sus padres, hermanos, tíos y abuelos. Ojalá cada vez más los Médicos Familiares nos tomemos espacios en la radio (estoy segura que en zonas más rurales es así por experiencia propia), en el diario, en las redes sociales, en la TV (por qué no?) para así hacer educación y explicarle a la gente que la medicina preventiva existe y tiene beneficios a largo plazo. Eso sí, coincido en que para llevar a cabo este tipo de estrategias no sólo basta ímpetu y muchas ganas, sino que ojalá éstas sean organizadas y se logren sistematizar para medir su real impacto.

  5. Dante Valles H

    Hay cosas que deben ser y son obligatorias…. o acaso alguién cuestiona que tengamos que usar cinturón de seguridad??, si de no usarlo solo esa persona aumenta su riesgo de lesiones y/o muerte …. por otra parte, la condición de hacerse un EMPA para tener la Licencia sería solo un tramite más, y sus resultados no condicionan su entrega…. es como pagar el permiso de circulación.

    • Creo que el punto que plantea Jorge Pacheco es tremendamente válido, respecto al por qué no debiera ser una política obligatoria. Tal formato garantiza cobertura y eventuales ahorros al estado si pensamos que nuestro EMPA (o cualquier otro examen preventivo) sea realmente efectivo midiendo resultados a largo plazo, tema sobre el que existen dudas bien justificadas. Pero por otro lado, un examen preventivo hecho por cumplir la obligación es un examen que pierde mucho de su utilidad, si lo pensamos no sólo como vía para medir valores objetivos, sino también como instancia motivacional y empoderadora.
      En este aspecto, es importante considerar en esa obligación una visión dual, tanto desde quien lo aplica (que puede terminar hacerlo buscando cumplir la meta, no buscando un efecto en el usuario), como en quien lo recibe (por ejemplo buscando salir rápido del paso y no poner real interés en la intervención).

  6. Me parece una pregunta muy interesante la que aquí se plantea, pero creo que hay un aspecto de fondo: el PARA QUÉ. ¿Cuál es el sentido de los exámenes preventivos? ¿Cuál es el beneficio que el usuario puede percibir al realizarse un examen preventivo?.
    En ese sentido me parece que obligar no es el camino, porque se pierde el sentido. El transformarlo en un trámite justamente se contradice con un aspecto central del Modelo de Salud Familiar: que las personas se empoderen de su salud. El obligar satisfaría sólo la necesidad del sistema por cumplir una meta, ¿quién está al servicio de quién? ¿los pacientes del sistema o el sistema al servicio de los pacientes?
    Creo que las mejoras de la cobertura pasan por acercar herramientas a las personas para que ellos puedan TOMAR LA DECISIÓN de hacerse el examen. Hacer campañas en que se acerque el examen a los espacios de la comunidad, de forma informada para que las personas puedan tener un rol activo al respecto. Aprovechar los espacios de encuentro, cambiar el enfoque y considerar a las personas como “actores” y no como entes pasivos que el sistema debe mantener “bajo control”

  7. Esta interrogante me mueve el piso porque pienso: cuàntos de los que trabajamos en APS tenemos al dìa el EMP, el PAP y todas las acciones preventivas que consideran nuestras prestaciones? Podemos dar muchas justificaciones, que serìan las mismas (o muy similares) que da la comunidad usuaria para postergar este tipo de actividades. Si a mì me gusta tomar mis propias decisiones en salud, por què la comunidad usuaria debiera ser diferente? Entonces pienso, que antes de hacer operativos para ampliar coberturas es importante que podamos trabajar en conjunto con nuestros(as) usuarios(as) sobre el sentido que tienen estas prestaciones, y en general las acciones preventivas en salud. Y eso requiere un vìnculo continuo y permanente con ellos: con las juntas de vecinos, con las escuelas, con los grupos organizados, con los centros de alumnos, con talleres laborales, etc. Asì, cuando llegue la hora de realizar acciones preventivas nuestros(as) usuarios(as) podràn ser partìcipes de un proceso (que consideran valioso) y no meros expectadores.

    • Francisco Riquelme Oyarzún

      En el CESFAM Lo Barnechea, utilizamos varias estrategias: EMPA a todo paciente al momento de inscripción y creación de su ficha familiar, disponibilidad toda la jornada (incluso extensión horaria) de funcionarios que realizan EMPA en forma espontánea (el paciente debe tener acceso lo más rápido al examen, ya que es muy dificultoso que acuda otro día a realizárcelo), operativos de salud en la comunidad, compromiso de de todo el equipo de salud de pesquisar y derivar a pacientes, sobre todo en los grupos prioritarios por IAAPS.
      Independiente de su efectividad y validez, es parte de los IAAPS y debemos mantener la cobertura comprometida en las metas, lo que no quiere decir que no estemos en constante revisión y evaluación de lo que estamos llevando a cabo.

      Francisco Riquelme Oyarzún
      Médico Familiar Adulto, PUC
      CESFAM Lo Barnechea

  8. Lidia Campodónico G.

    Sin duda la amplitud de la mirada sanitaria hacia el cuidado de la salud plantea desafíos a los equipos de APS relacionados con la necesidad de adquirir competencias especialmente en metodologías educativas según grupo etáreo.

    La valoración del autocuidado es un tema cultural no menos relevante y merece un análisis más profundo. Sería interesante conocer la opinión de profesionales del área de antropología y sociología.

    La oferta habitual y amigable de exámenes preventivos a nivel de distintas instancias: Centro de Salud, Escuelas, Clubes Deportivos, etc; es de gran relevancia. Pierde valor cuando se programa sólo como una actividad ocasional y sin continuidad en el tiempo.

    Contribuyen a una mayor aceptación y fidelización, los exámenes realizados por personas capacitadas, empáticas, acogedoras e interesadas en entregar información sobre factores de riesgo pesquisados y consejerías breves orientadas a reforzar factores protectores.

    El aumento de cobertura de problemas cardiovasculares bajo control, se relaciona en gran medida a una política local bien diseñada de exámenes preventivos.

    Y a nivel comunal, el aumento de plazas interactivas, lugares de encuentro, espacios deportivos, traducen el empoderamiento de la población relacionado con una mayor valoración de prácticas de autocuidado.

  9. […] que conversamos sobre medicina preventiva, les presentamos algunos documentos de interés referidos al […]

  10. Julio Montero Castro

    Coincido que la obligatoriedad sólo traería más controles inútiles a posterior puesto que he visto como personas intentan con medicamentos de familiares “pasar” los exámenes preocupacionales, para después seguir su vida “on fire”. Las personas ya saben que tomar para que me salgan bien los examenes. Cuan frustrante ha sido por años intentar cambiar la mentalidad de los usuarios que van a los controles porque “los mandaron”, con miedo a “que los reten”, o presentando indignación ante la pregunta “a que viene?”.
    Mi teoría sociológica de esta necesidad de tener todo obligado es que proviene de nuestra educación, la cual se rige por una estructura jerárquica muy piramidal con liderazgos directivo paternalistas, con escasa participación del “educando”. Así nos educaron ha obedecer y no movernos por nada más que evitar el castigo o las malas consecuencias de nuestros actos. No se centra en el refuerzo de nosotros mismos y nuestras habilidades, más bien nos formamos para “sobrevivir” más que vivir. Bueno, es sólo mi teoría que debe explicar al menos una parcialidad de la realidad.
    En fin, pensando empáticamente, habría que pensar en “qué gana la persona al hacerse el EMPA” y por tanto el corolario “qué pierde”.
    Sin duda está el tema principal del acceso, de cómo los centro de salud adoptaron una formación defensiva por años, en la llamada “guerra de las trincheras” dónde ni se gana ni se pierde pero se mantiene vivo enterrado en vida, en un centro de salud esperando la “carga diaria” de la presión asistencial, la cual se aprende a “soportar ” con los años, a costa de la deshumanización de la actividad de la APS. Por ello, pienso – y aliado a nuestra cultura educativa – se nos ocurre “obligar a todos que se hagan el EMPA, el Director está tranquilo, cumplimos con nuestra tarea, y sobrevivimos un día más”. Pero, quién desea ducharse cuando es obligatorio?. Quién desea alimentarse o defecar cuando es obligatorio?. No es el autocuidado una tendencia natural al ser humano?
    O siendo menos extremo, quien desea perder el tiempo en algo difícil de acceder y que no le trae mas que complicaciones a su vida. Por supuesto que si fuera más fácil de acceder, probablemente a nivel de comunidades en horarios no laborales, en centros comerciales, en lugares de trabajo, en centros recreativos, en la fila de la espera de la renovación de licencia de conducir, lo más probable es que exista más cobertura, pero queremos que la persona asuma la responsabilidad de su salud, no solo que se vaya con la mala noticia, o con un diagnostico de sanidad falsa.

    La pregunta entonces sería: El EMPA en Chile, es una actividad relacionada a la VIDA y la SALUD? o está más centrada en la ENFERMEDAD? Qué gano yo con hacerme el EMPA: un año más sin diagnósticos, pero con un 1 a un 90% de “ganar” DIABETES, HIPERTENSION, COLESTEROL, y quizás que otras enfermedades, que yo “NI SIENTO”.
    La comunidad estará dispuesta a continuar con un modelo centrado en el Riesgo? o más bien quiere soluciones y elementos protectores?
    Cuantas personas están siguiendo un consejo de buena salud(desde su cultura)? Pienso que la gran mayoría, si es que no todos, sean estos buenas o malas tácticas, como curar la diabetes con miel pura de abejas.
    Pero cuántas personas desean diagnósticos? Sólo los que se sienten mal.
    Por tanto pienso que el tema del EMPA probablemente se verá cada día de forma más amigable en la medida que lo que viene después del EMPA sea más amigable y fácil de acceder, y que esté alineado con las necesidades vitales de cada persona: esto es, no atentar contra su economía, su trabajo, su espiritualidad, su funcionalidad social-familiar, y su cultura, y esté centrado en SOLUCIONES. Actualmente, seguir un régimen diabético e hipocalórico en muchas situaciones socio familiares y laborales e prácticamente imposible. No ser sedentario para muchas profesiones y oficios es un desafío épico.

    En sumario, si la sociedad no tiene una actitud de inclusión para las condiciones de salud crónicas y de riesgo, entonces las personas de esa sociedad no estarán dispuestas a ser marcadas con un diagnóstico que los deja fuera. No hablo de una macrorrealidad totalitaria, sino más bien de una inmensa sumatoria de microrrealidades que en conjunto constituyen nuestra población, de la cual también somos parte.
    Mi propuesta sería hacer también un “EMPA” a las comunidades poblacionales y las comunidades funcionales como son las organizaciones laborales u otras, de modo de poder intervenir las condicionantes sociales, porque por medir niveles plasmaticos de una sustancia en toda la población no vamos a lograr que cambien hábitos ni logren adaptarse a su “nueva condición” de “enfermo crónico”, sin embargo si hacemos que su comunidad sea más saludable, simplemente se integrarán a ella con las determinantes existente.

    Julio Montero Castro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fear Itself Speech 修改 文章 英文 click through the following web site | Advanced Trading Tools · Learn How to Trade opciones binarias demo click here now
Loan Canada go credit visit their website