“El uso de las TICs y la Brecha Digital entre adultos y adolescentes.”

Es el título de un interesante estudio cuyos resultados preliminares pueden leerse aquí: http://www.educacionmediatica.es/comunicaciones/Eje%204/Jordi%20BUSQUETy%20Ana%20Cinthya%20URIBE.pdf

El resumen dice que "la idea de evaluar a partir de la “brecha digital” las diferencias entre padres, profesores y adolescentes implica también involucrar nuevos marcos de explicación que incluyan, entre otras, una normalización del uso frente a la demonización de las tecnologías y una actitud más proactiva por parte de los adultos frente a los adolescentes que, aunque pueden tener los conocimientos técnicos para el uso de las tecnologías y la creación de las nuevas prácticas digitales, aún necesitan soporte y formación a fin de darles un uso más sofisticado y rico en contenidos."

Algo de esto se refiere también a la relación que médicos de familia y profesionales de atención primaria establecen en redes sociales. Además, un aspecto muy importante es que los nativos digitales no reconocen una diferencia entre las redes sociales online y la "realidad"; serían los adultos los que hacen una distinción entre lo real y lo virtual.

¿De qué forma esta distinción afecta las posibles relaciones entre profesionales de atención primaria y adolescentes vulnerables? Y, ¿cómo se manifestarán las diferencias en el uso de esta 'red social' de Buenas Prácticas entre los usuarios más jóvenes y los más... experimentados? 😉

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *