“It’s not about us” (“No es acerca de nosotros”) – Cambiando el foco de la discusión.

A través de Gonzalo @Bacigalupe encontramos este interesante texto en el Annals of Family Medicine: http://www.annfammed.org/content/10/6/575

Si bien la comunidad de la Medicina Familiar de raigambre más académica se ha esforzado en elaborar mensajes que promueven la práctica y difusión de esta disciplina, los autores del texto proponen cambiar el énfasis. No hablar tanto de que se necesitan "más médicos de familia", si no de que se requiere una mezcla o razón adecuada entre médicos de atención primaria y especialistas. Y si bien es necesario visibilizar que los Médicos de Familia no ganan suficiente dinero y no tienen tiempo ni recursos necesarios para hacer su trabajo, quizás la discusión tiene que estar en torno a que son los equipos, y la infraestructura, de la atención primaria la que está severamente desfinanciada. A su vez, falta comprometerse hacia un "matrimonio" más estrecho entre la Medicina Familiar y la Salud Pública (otra área de trabajo con serios problemas de sustentabilidad), ya que esta es una de las "promesas" de la medicina de familia: una orientación hacia la salud colectiva y hacia la prevención.

El enfoque que plantean los autores es generoso: cambiar el foco de la discusión desde las necesidades de la disciplina (con toda su retórica establecida) hacia las necesidades y problemas de la salud de la población. ¿Es ésta también una prioridad para Chile? ¿Deben los médicos de familia y los defensores de la Atención Primaria abanderar una causa más profunda que la sola defensa de su propia disciplina y área de trabajo?

Los invito a continuar la conversación en los comentarios.

2 Respuestas

  1. Muy buena propuesta Camilo. Creo que una de las principales ventajas de la medicina familiar es su indeterminación. Esto la transforma en una especialidad médica flexible e innovadora, ideal para ir adaptándose a las necesidades (variables) de nuestros usuarios. Por otro lado, el punto que tocan los autores es muy importante. El discurso tradicional de la medicina familiar, muy apegado al humanismo, olvida que trabajamos en una infraestructura física, utilizamos tecnologías biomédicas (medicamentos, exámenes, etc) y gestionamos tiempo y dinero. Sería interesante plantearse la medicina familiar no sólo desde el encuentro humano (inter-subjetividad), sino que también desde las condiciones materiales en que se produce este encuentro humano (inter-objetividad). En el fondo resaltar los problemas de "diseño" que limitan el mejoramiento de la atención primaria.
  2. El más y más, el de faltan los recursos, por parte de los profesionales, es una especie de excusa para no re-pensar el paradigma de atención. Este artículo es interesante porque primero es central pensar en quien se beneficia. Esto no es acerca de los clínicos pero acerca de satisfacer los pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *